7 tips para crear una startup en México

Rodrigo Ocejo, CEO de Kuspit, comparte algunos consejos para que los emprendedores hagan realidad su idea.

startupsHablar de startups está de moda. Mucha gente sueña con convertirse en el próximo Mark Zuckerberg, Serguéi Brin o Jack Dorsey, personajes que en los últimos años han transformado al mundo con sus empresas y creaciones. Sin embargo, llegar a ser como ellos definitivamente no es nada fácil.

Fuente

 

¿Quién es el notario?

El notario es un funcionario público del Estado que debe proporcionar a los ciudadanos la seguridad jurídica que promete la Constitución en su artículo 9º en el ámbito del tráfico jurídico extrajudicial. Al tiempo es un profesional del Derecho que ejerce en régimen de competencia. Esta doble cualidad garantiza su independencia.

Tienes derecho a elegir al notario que prefieras. Los notarios compiten entre ellos fundamentalmente en calidad: busca al notario que mejor te asesore, y consúltale todas las dudas que se te ocurran. El notario debe aconsejarte y prestarte el servicio notarial que le pidas.

Con una alta preparación, el notario es un profesional cercano e imparcial que te ayuda, asesora y garantiza que tu contrato o negocio esté ajustado a la más estricta legalidad. El notario es garantía de legitimidad y seguridad tanto para los particulares como para el Estado.

Los notarios en España, unos 3.000, están repartidos geográficamente por todo el territorio español, incluso en localidades muy pequeñas, con el fin de garantizar el servicio, por lo que te será fácil encontrar alguno cerca de tu domicilio en el que depositar tu confianza (consulta la Guía notarial). Los notarios están organizados por Colegios, que les apoyan en su función y al tiempo controlan su actuación. Los decanos de estos colegios integran el Consejo General del Notariado, que representa al colectivo a nivel nacional. Los notarios dependen jerárquicamente de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN) del Ministerio de Justicia.

Acude a una notaría si tienes previsto hacer la escritura de un piso que vas a comprar o vender, otorgar un poder, hacer testamento, constituir una sociedad, celebrar capitulaciones matrimoniales (el contrato sobre los bienes en el matrimonio) o cualquier asunto de tipo jurídico relacionado con la contratación privada civil o mercantil, con la vida familiar o con las sucesiones por causa de muerte. El notario estudiará tu caso sin coste alguno y te aconsejará sobre la forma más conveniente de tratarlo, indicándote las ventajas e inconvenientes de cada opción, así como su coste final, incluyendo el de los impuestos que, en su caso, vas a tener que pagar.

El notario es:

Garantía de seguridad y legalidad: su objetivo es que el contrato, negocio o declaración esté ajustado a la legalidad y sea inatacable. La escritura pública es fehaciente ante los tribunales de Justicia: nadie pone en duda su veracidad.
Tranquilidad: firmar cualquier documento ante notario aporta la tranquilidad de que el negocio o contrato es definitivo, inamovible y eficaz.
Cercanía: por su distribución territorial siempre tendrás un notario cerca que podrás elegir con total libertad.
Un profesional altamente cualificado: el acceso al Notariado exige estudios intensos y profundos, que se comprueban con un mecanismo de selección duro y objetivo. Los notarios actualizan de forma constante sus conocimientos profesionales en los ámbitos autonómico, nacional e internacional.
Independencia: los notarios sólo están condicionados por la Ley.
Modernidad: Los notarios tratan de adelantarse y prevenir los nuevos requerimientos sociales y tecnológicos y adaptan sus funciones de forma permanente a cualquier innovación.
Eficiencia: El coste de la intervención notarial es muy inferior a los costes sociales y económicos que evita. Sólo una pequeña parte de lo que se paga en la notaría pertenece a la factura del notario. La mayor parte es una provisión para hacer frente a impuestos, honorarios de registradores y gestores y otros gastos generados que el notario abona en nombre del cliente. Fuente

Razones para aprovechar Mes del Testamento

Por Héctor Galeano Inclán

Cada año en septiembre se lleva a cabo la campaña Septiembre, Mes del Testamento, iniciativa conjunta de la Secretaría de Gobernación, los gobiernos locales y el Notariado Mexicano enfocada a promover la cultura testamentaria en el país.

A continuación te presento cinco razones para aprovechar este programa:

1. Reducción de precios
Durante septiembre, los notarios de todo el país reducen sus honorarios hasta un 50% y amplían sus horarios de atención, además de participar en campañas estatales y federales para resolver dudas de la ciudadanía referentes al testamento. No lo dejes pasar, otorgar testamento no es caro. Pregunta en el Colegio de Notarios de tu estado el costo del mismo.

2. Es muy sencillo
Solamente tienes que acudir al notario de tu elección. No hay necesidad de listar o relacionar todos los bienes que tienes al otorgar un testamento, ni presentar documentación que acredite su propiedad. La información que tienes que proporcionar al notario es la siguiente:

Nombre del testador y sus datos generales (lugar y fecha de nacimiento, nacionalidad, estado civil, ocupación, domicilio).
Identificación oficial y CURP.
Nombres completos de sus familiares, incluidos padres, esposa o concubina e hijos.
El testador deberá informar al notario si presenta alguna discapacidad para ver, oír, hablar o firmar.
3. Representa un ahorro económico para tus herederos o legatarios
El testamento facilita el proceso de sucesión, ya que para disponer de los bienes en caso de no existir un testamento se deberá –en muchos estados– tramitar la sucesión a través de un proceso judicial en el que un juez determinará quiénes son los herederos y en qué porcentaje recibirán los bienes. En algunos casos, si se cumplen con los requisitos establecidos por la ley, la sucesión legítima o intestamentaria puede tramitarse ante notario público; sin embargo, siempre será más sencillo el proceso de sucesión si se cuenta con testamento.

4. Brinda protección a tus hijos
El testamento es el medio apropiado por el cual los padres, quienes ejercen la patria potestad de sus hijos menores de edad, pueden designar un tutor para sus hijos para que, en caso de que ambos padres mueran, tenga el cuidado y guarda de su persona y bienes.

5. Da tranquilidad a tu familia
Hacer testamento no significa que alguien va a morir; es más bien un acto de responsabilidad para mantener la armonía y seguridad de la familia y evitar posibles conflictos legales a tu muerte. Es importante señalar que nadie puede otorgar un testamento en tu nombre y no podrás hacerlo si por enfermedad o accidente pierdes tus facultades mentales o conciencia, ya que es el propio testador, en pleno uso de su capacidad, conciencia y libertad, quien nombra a las personas a quienes desea transmitir todos sus bienes y derechos para después de su muerte.

A pesar de que en las películas veamos frecuentemente que una carta con la firma del fallecido basta para determinar quién recibirá una herencia, en la realidad el testamento otorgado ante notario público es la única forma legal, segura y eficaz para que una persona designe a las personas que a su fallecimiento serán dueñas de sus bienes y propiedades, convirtiéndose así en los legítimos herederos de su patrimonio.

El testamento es atemporal, es decir, se refiere a los bienes, derechos, acciones y posesiones del testador al momento de su muerte. De esta forma puedes simplemente señalar que tu cónyuge heredará la totalidad de tus bienes o deberán dividirse entre tus hijos en partes iguales, por lo cual no es necesario modificarlo frecuentemente, aunque puedes cambiarlo tantas veces como quieras hacerlo.

Acércate a tu notario de confianza, quien te dará asesoría gratuita sobre cada detalle del testamento. El mejor momento para realizar tu testamento es hoy, cuando se está en condiciones óptimas para hacerlo y disfrutar de los beneficios que otorga el Mes del Testamento. Fuente