Notario en la Empresa

Tips notariales para emprendedores

¿En qué me apoya el notario en la vida diaria de la empresa?

El notario es un aliado importante del empresario, ya que está presente en un número considerable de actos relacionados con el desarrollo de la empresa, desde el desde el mismo del nacimiento o constitución de la empresa hasta la disolución de la misma. A continuación el Colegio Nacional del Notariado Mexicano expone algunos de los actos en los que deberás recurrir a un notario: Protocolización de actas de asamblea y de sesiones de consejo de administración.

El proceso de protocolizar un acta eleva al nivel de instrumento público a la misma porque se asienta en el protocolo de la Notaría. El Acta de Asamblea es el documento en el que se asientan las resoluciones acordadas por la Asamblea General de Socios Accionistas de una sociedad, la cual es el órgano supremo de la misma y está compuesta por todos los socios. El acta de sesión del Consejo de Administración es el documento en el que se asientan las resoluciones tomadas por la mayoría de los miembros en el Consejo de Administración.

El notario verifica que los acuerdos hayan sido válidamente tomados, pero el secretario y presidente son quienes verifican la celebración de la asamblea. En algunos casos, cuando hay controversias, el notario acude a la asamblea y da fe de la celebración misma. Poderes. Los abogados decimos que el poder es un acto jurídico unilateral por medio del cual el poderdante autoriza al apoderado para que realice actos que surtan efectos en la esfera jurídica. Esto quiere decir que el apoderado puede acudir en lugar del poderdante para realizar actos jurídicos específicos o una generalidad de ellos. La utilidad de los poderes es muy basta en una organización, ya que sirve para encargar a una persona la realización de trámites, litigios de defensa de nuestros intereses, cobranza, administración, actos de dominio, entre otros. Fusiones.

Para unir esfuerzos, consolidar empresas, reagrupar grupos económicos, etc. dos o más sociedades mercantiles se pueden fusionar. Esto puede implicar que una o más desaparezcan siendo absorbidas por otras o 2 que todas las que participen dejen su lugar a otra nueva. Escisión. Una sociedad se escinde cuando fragmenta su patrimonio en dos o más partes o segrega de él una o más porciones para ser transferidas en bloque a otras tantas sociedades, existentes o de nueva creación, recibiendo los accionistas de la sociedad escindida un número de acciones o participaciones de las sociedades receptoras proporcional a sus respectivas participaciones en la sociedad primigenia. Disolución y liquidación. La disolución es el acto jurídico que abre el proceso de liquidación que dará lugar a la extinción de la sociedad como contrato y como persona jurídica. Generalmente, una vez disuelta la sociedad, inicia el periodo de liquidación y cesan automáticamente los administradores, asumiendo los liquidadores todas sus funciones. El notario deberá apoyar a una sociedad en ambos procesos. Transformación de sociedades. Cambio en el contrato social de una sociedad sin perder ni cambiar su personalidad jurídica. Por ejemplo, una sociedad de responsabilidad limitada puede transformarse en una sociedad anónima. Esto deberá realizarse mediante un acta ante notario.

Fe de hechos. Es el instrumento por el cual se hacen constar hechos y circunstancias determinados de cualquier naturaleza, siempre que no le corresponda en exclusiva hacerlo a alguna autoridad. Cuando un notario da fe pública de un hecho éste se consigna en el protocolo de la Notaría y con esto obtiene peso jurídico al probar de manera incontestable el hecho. En estas diligencias el notario sólo da fe de lo que percibe por sus sentidos. Reconocimiento de firma. Es un acto a través del cual el notario público certifica que la firma que figura en un documento corresponde a la persona signataria.

El reconocimiento de firmas involucra la confrontación de la firma del documento y la firma de la persona, también es posible que el notario certifique que las firmas de un documento fueron realizadas bajo su presencia. Cotejo de documentos o copias certificadas.

En estos casos el notario coteja un original contra una copia fotostática, convirtiéndola en copia certificada la cual tendrá el mismo valor probatorio que la original. Esto permite que el cliente mantenga sus originales, utilice las copias certificadas y además se conserva una copia para siempre en el apéndice del protocolo, de forma que en un futuro se obtengan nuevas certificaciones. Adquisición de créditos, compraventa de inmuebles, entre muchos otros.

Referencia

7 documentos que debes resguardar para situaciones de emergencia

En México, de acuerdo con la zona en la que habitamos, estamos expuestos a diferentes riesgos por fenómenos naturales, como huracanes, ciclones, inundaciones,sismos y hasta erupciones volcánicas. Como todos sabemos, en el país existen esfuerzos de alerta y prevención para reducir el riesgo de la población ante fenómenos naturales que amenacen sus vidas,sus bienes y el entorno en el que viven.

Una parte muy importante de este proceso es la cultura de la autoprotección, es decir, que cada uno de nosotros como ciudadanos reconozcamos que existe un riesgo y sigamos las instrucciones de las autoridades para ponernos a resguardo.

Como parte de esta cultura de prevención, el Colegio Nacional del Notariado Mexicano ​te recomienda tener a la mano, todos juntos, y si estás expuesto a inundaciones, que estén protegidos en bolsas de plástico, los siguientes documentos clave para llevar contigo en situaciones de emergencia:

1. Actas de nacimiento e identificaciones oficiales. Pues te permitirán acreditar tu identidad y, en algunos casos, tu lugar de residencia.

Las actas de nacimiento se pueden recuperar, pero es importante contar con los datos de dónde están registradas.

2. Escrituras de tus propiedades.

La escrituración es la forma más segura de comprobar la propiedad de un inmueble. Aunque las escrituras están inscritas en el Registro Público de la Propiedad y el original resguardado por el notario o el archivo general de notarías, es importante cuidarlas y en todo caso, para reponerlas si se perdieran, es clave contar con el nombre y número del notario ante el que se realizaron, número y fecha del instrumento público.

3. Cuentas de ahorro e inversión. Una buena recomendación es tener un listado de los números de cuenta y bancos. Es importante señalar que al abrir una cuenta bancaria las institucionesfinancierassolicitan al cuentahabiente la designación de beneficiarios, es a estos beneficiarios a quienes el banco entregará lossaldos presentes en la cuenta, en caso de que no existan cotitulares. Si no recuerdas quiénesson los beneficiarios de tus cuentas, acude al banco y revísalo.

4. Seguros. Es importante contar con una lista de los seguros de vida, atención médica y de daños a tus propiedades y autos. Los seguros sólo son entregados a quien lo reclame, por lo tanto, es importante que toda tu familia conozca qué seguros tienes contratados y con qué instituciones.

5. Facturas​. Ya sea de autos o de otros bienes de valor con los que cuentes. 6. Testamento. Es un escrito que se hace de manera formal ante notario público, en el que el testador expresa en forma clara cómo quiere distribuir sus bienes al momento de su muerte.

El testamento es también un documento que forma también parte de la cultura de la prevención, ya que sin importar si posees pocos o muchos bienes el proceso para la adjudicación de los herederos es el mismo.

7. Documento de voluntad anticipada. Es un documento que se redacta ante notario público que permite expresar por adelantado el tipo de tratamiento médico que se desea recibir frente a enfermedades terminales y accidentes.

¿Cómo proteger tu patrimonio con el fideicomiso? notaria 170 en Uruapan

Por José Antonio Manzanero Escutia

 

Un fideicomiso es un contrato en el que siempre interviene una institución financiera debidamente autorizada por las autoridades federales, al que se le llama fiduciario, mediante el cual una persona, llamada fideicomitente, transmite ciertos bienes y/o derechos a dicha Institución Fiduciaria para que ésta los destine a un determinado fin lícito. En la mayoría de los casos existe una persona que obtiene los beneficios, propiedades, utilidades, intereses o rentas, al que se le denomina fideicomisario.

El fideicomiso es una herramienta útil para las personas, familias, empresas, grupos sociales y hasta para el Estado, ya que permite destinar ciertos bienes a finalidades muy variadas, lo que lo convierte en un instrumento sumamente flexible que resuelve situaciones que, con los contratos tradicionales, resultan muy complicadas.
Es importante tener en cuenta, antes de recurrir a esta figura, que es necesario pagar los honorarios fiduciarios, los cuales no siempre son accesibles para todo el público, por lo que hay que contemplar ese aspecto al pretender recurrir a esta figura. Fuente de información y Centro Urbano